LA SERPIENTE EN EL MEZQUITE| Fasaf Fernand

LA SERPIENTE EN EL MEZQUITE

Fasaf Fernand

(México)

En un pueblo de México cercano al Xinantécatl vivía una familia que se destacó por poseer bienes materiales, en la familia había una joven muy bella pero muy malcriada e irrespetuosa con la gente. Un día por descuido de la niña tropezó con una anciana a la cual tiró su odre donde transportaba agua, la anciana pidió a la muchacha que le ayudará a recuperar el agua yendo a llenar el odre al río pero está en son de desafío sacó su lengua y se fue corriendo del lugar.

La anciana gritó:

—Cuida esa lengua tuya muchachita no sea que un día la ocupes para buscar tu comida.

Esa misma noche la niña empezó a sentir dolores insoportables en las piernas, en aquella región no se conocía la lepra pero los síntomas indicaban que era algo similar; la piel de la piernas comenzó a caerse por pedazos y fueron creándose úlceras que comenzaron a supurar en la zona afectada, mientras sus padres le cubrieron con hojas de plátano y pencas de sábila el dolor seguía azotando a la niña.

A la mañana siguiente el dolor había desaparecido, al retirar las hojas de plátano encontraron algo que nadie podía creer, ambas piernas se habían fundido en una sola formando una especie de cola como de serpiente cubierta por delgadas escamas tornasol, se había convertido en una Lamia, los padres pidieron ayuda a la hechicera del pueblo la cual se negó a ayudarlos, antes de que se retiraran se dirigió a la mujer:

—Te recomiendo le des a beber del fruto de tu pecho para mantener su forma humana aunque su apetito crecerá y en la ruina los dejará, con la carne animal crecerá su mal y con la humana su esencia conservará.

Fue así que la mujer comenzó a alimentarla con su pecho pero su apetito creció hasta dejarla seca, el padre se despojó de sus bienes buscando nodrizas para calmar el apetito voraz de su hija pero huían despavoridas con solo verla, pagó a los sepultureros cual carniceros accedían sólo por los bienes obtenidos y cuando quedó en la ruina comenzó a tomar la vida de los que fueron sus siervos.

Cuando la comunidad se dio cuenta de sus actos tan viles fueron desterrados y buscaron refugio a orillas del volcán dormido. Alguien le contó al hombre que en la cumbre del volcán yacían dos lagunas (la del sol y la de la luna) que bien se podría decir eran un oasis para aquel que buscaba solución a males relacionados con la magia, un espíritu guardián concede a los viajeros favores a cambio de guardar la integridad de las lagunas y lo que las rodea. El hombre buscó durante días al espíritu pero no apareció; los instintos animales de la joven crecieron cada vez más al igual que su apetito y terminó devorando a su madre, cuando el hombre regresó solo encontró un quechquemitl manchado con sangre y a la hija con la piel del torso y los brazos cayendo a pedazos, nuevamente estaba mudando de piel.

El hombre no soportó la pérdida de su mujer y se ahorcó en un mezquite. Días después un arriero que pasaba vendiendo leña se encontró con una gran serpiente de escamas tornasoladas enroscada sobre unas mantas viejas, el animal al ver entrar al hombre se abalanzó frente a la puerta impidiendo la salida, con voz de mujer le pidió al hombre que si un día llegara a encontrar al espíritu guardián de las lagunas le suplicara volverla a su forma humana, el hombre estaba atónito por lo que sus ojos veían. La serpiente se quitó de la puerta para dar paso al hombre, este sacó un machete y lo clavó en la piel del animal a lo cual reaccionó de forma despiadada y estranguló al hombre con su propio cuerpo.

A partir de entonces la serpiente se ensañó con todo hombre, mujer y niño; aguarda enroscada en el mezquite donde se ahorcó su padre a la espera de presas que se ven tentados a recorrer el camino en busca del espíritu guardián, sin saber que alguien más resguarda el lugar.

Un microrrelato del escritor mexicano Fasaf Fernand.✍
Del Reto CREATIVARTE #7 sobre "PADECIMIENTOS EXTRAÑOS"👾

Marzo 2021🕰

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s