ES DÍFICIL ESTAR ENAMORADA DE MÍ| HAROLD LIMA RODRÍGUEZ

ES DIFÍCIL ESTAR ENAMORADA DE MÍ

Harold Lima Rodríguez

(Perú)

Estoy sentada a espera del siguiente vagon, la larga línea de cables avanza al horizonte y se eleva al cielo hasta desaparecer; creo perdí el último del día; seguramente me tocará dormir aquí en la estación y salir mañana temprano.

Esa banca parece poco cómoda pero será suficiente. Me pregunto, ¿qué hará mi amor en estos momentos? Suspiro al imaginar, que prácticamente somos el mismo ser.

Esta locura la empezó el capitán Juan Carlos Rodríguez, el original viejo marinero colonial, héroe millonario de las colonias jovianas. Ya anciano decidió clonarse y heredar su millonaria fortuna a su yo más joven, Juan Carlos Rodríguez II. Tres siglos de eso.Ahora hablemos de mi amor y yo.

Desde mi nacimiento fui criada en lo que antes fue llamado Los Andes, en Vieja Tierra, para que estuviera expuesta a los mismos estímulos del original. Supongo eso no funcionó en mí, como ya pueden imaginar nunca fui un intrépido explorador.

Los Andes no eran el frío techo del mundo americano que el original conquistó. En mis épocas eran un conjunto de islas paradisíacas con turistas, ahí viví hasta los 14 años.

Un día lo vi caminando por la playa, tan hermoso y arrogante pateando la arena, creo desde ese día fui suya sin remedio. Luego me enteré él era Juan XX, garbo y figura del original capitán conquistador de las federaciones jovianas.

Fui llevada a la mansión de los Juanes en el Ecuador de Vieja Tierra, ahí todo el servicio me llamaba joven amo y me educaron en ciencias y artes como las recibió el original.

Mis únicas alegrías en esos años fueron ver a mi príncipe volver de las guerras y compartir una lectura con él. Un día a mis 17 años me decidí a no ser más, solo la sombra de un capitán heróico muerto.

Preparé todo para provocar un incendio en la mansión y que pareciera hubiera muerto totalmente calcinado. Tomando algunas joyas de la familia y con una identidad falsa me dirigí a Marte, lugar sin ley donde cualquier alteración física ilegal es posible en los barrios de la basura ahí me harían, la mujer que él necesitaba a su lado.

La noche y su frío llegan a esta estación, mañana tomaré el cable espacial y viajaré a Vieja Tierra. Pienso, es muy difícil estar enamorada de mi misma. Pero, quién más conoce mis propios gustos y me haría más feliz. Sólo yo. Juan XXI ya no existe. Ahora solo soy Juana sin apellido más que el apellido que mi amado me pueda dar.

Ya conversé para trabajar como mucama en su nueva mansión. Espérame mi príncipe.

Un microrrelato del escritor peruano Harold Lima Rodríguez ✍

Dentro del Reto CREATIVARTE #6: Romances Inesperados 💌🌘

Febrero,2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s