INCORPÓREO | AJEDSUS

INCORPÓREO

Por Ajedsus Balcázar Padilla

(México)

Escaló hasta la montaña más alta de aquel planeta desolado de cuyo nombre no puedo recordar.
Vislumbró el abismo que estaba a pocos pasos de la punta del risco.
Se preguntó.

“¿A qué venía? “

Las palabras resonaron en un eco que cruzó dimensiones. Traslocando la existencia de sus millones de reencarnaciones.

Si bien había logrado trascender su cuerpo y alma en un total espíritu puro. Sus anhelos ya no estaban atados a la superflua levedad física.


Entre sus viajes,había llegado a otros mundos. Se pudo encontrar caminando junto a razas de seres orgánicos y de pura energía. De distintas formas y variadas densidades.
Su alma reposaba sobre la tranquilidad de alguien que no teme sobre los peligros de un supersticioso mañana.
Ahora era libre.


Si lo quisiera podía saltar al abismo y transportarse a cientos de años luz de distancia, lejos de aquel sitio.
Encontrarse consigo mismo y sus infinitas vidas paralelas.
Conocerse y volver a nacer en múltiples planos.
Ser una sanguijuela o un mero parásito extrasolar. Una pequeña partícula subatómica o una estrella super masiva.


No existía límites.
Podría estar en la punta de aquel risco admirando el panorama hasta que el universo colapsara.
Con la potencia de un breve suspiro.
Renacer en la memoria de un dios dormido.
Todo podría ser posible.
Los límites no existían para los incorporeos.

“INCORPOREO”
Por Ajedsus
Todos los derechos reservados ©
2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s