SIN REFLEJO

SIN REFLEJO

“No debes mirar mucho al espejo, tarde o temprano el abismo mirará hacia ti.”


Fueron las palabras de mi abuela antes de partir. Nunca las entendí, hasta que fue demasiado tarde.


Me había regalado su viejo armario que poseía un enorme y hermoso espejo con finos acabados. Solía verme a través de el mientras me maquillada antes de irme a trabajar.


Cierta tarde, logré notar que algo se movía dentro del reflejo. Me acerqué y observé detenidamente. Algunos pequeños orbes luminosos flotaban a mi alrededor, me di la vuelta y no vi nada.

Volví a dirigir mi vista al cristal y algo me atrapó. Los orbes ahora me envolvían en el reflejo. En ese instante no podía gesticular movimiento alguno, aquellas esferas me tenían hipnotizada.
Pude notar con horror, como el cristal del espejo se tornaba acuoso, poco a poco unos largos tentáculos transparentes me llevaron a su interior.


Quedé atrapada.


Flotaba sobre un inusual campo lleno de fractales oscuros y blancos que cambiaban de forma. Delante de mí, estaba aquella extraña puerta flotante con vista a mi habitación.


Al otro lado, mi cuerpo se hallaba mirándome fijamente. Inerte, con ojos pálidos y la piel lúgubre.


Sentí pánico, golpeé el cristal de la puerta sin tener respuesta…


El abismo del espejo había perpetrado mi alma.

AJEDSUS

Todos los derechos reservados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s