“El Destino del Fénix”

fe

“EL DESTINO DEL FÉNIX “

Ajedsus

El Fénix no piensa en un mañana, el piensa en un “Ahora”, todo se centra en disfrutar el momento exacto en donde el está expresando sus fulguraciones de energía de carácter solar. En donde su vida se junta en un solo Instante, en un solo respiró, en un solo aleteo flameante.
Él sabe que la muerte le espera al otro lado de la Montaña del Destino, él sabe que su fin se encuentra a pocos pasos de donde se halla desprendiendo su energía vital hasta colisionar con la realidad. Él sabe que tarde o temprano se desplomara y desaparecerá.
Es por ello que el Fénix, no piensa en que pasará, el piensa en que «Debe pasar», se debe volar, se debe caminar, se debe planear  y sobre los cielos míticos de la magnificencia espiritual se tiene que desplomar y caer hacia el abismo de lo que fue y se convirtió en cenizas del pasado. En cenizas del mañana que se convirtieron en su “AHORA”.
El Fénix tiene en su mirada, los objetivos planeados, sus ilusiones escritas en su piel, sus deseos tatuados en sus alas, su perdición pintada en sus garras. Él tiene plena conciencia de que en cada aleteo, él se encamina a una vereda  llena de caos, de batallas, de problemas, de felicidad, de alegría, de supervivencia, de necesario « Caos Cambiante».

En cada aleteo se acerca a su fin, en cada respiro consume su existencia, en cada fulguración se encamina a la perdición. Y de las cenizas del mañana, volverá a nacer fuerte y mejor que en el ayer.

El convergerá de las tinieblas y arrasará con lo que antes fue.
El destruirá la oscuridad con el fuego de su interior y lo expresara hasta destruir los bloques de contención que pudo haber dejado en una vida atrás.

El volará febrilmente sobre los cielos, arrasará con la arena que carcome al tiempo y lo convertirá en diamantes pulidos, en tesoros escondidos en sus alas y en su mente.

El Fénix sabe que morirá, que en algún mañana cercano, decaerá y se destrozará. Pero el tiene plena conciencia, que del polvo de su destrucción el regresará, más fuerte y vertiginoso, más decidido y arraigado a la vida.

En su frente tendrá tatuados sus errores, y en su garganta sus malas palabras, pero muy dentro de su mente el tendrá nuevos planes manufacturados por el ayer, que en ese momento significarán su “AHORA”.

El Fénix sabe que el tiempo vuela junto a el, sobre los cielos del espectro existencial. Él tiene conciencia de si mismo y sobre sus pasados remotos. Él sabe que morirá… Pero lo más importante, el tiene plena razón sobre sus potenciales para volver a regresar, volver y construir un mejor presente. En donde sus alas brillarán con un dorado flameado, y en sus ojos se representará su vitalidad eterna escalando sobre los peldaños de la Inmortalidad Innata.

“El Fénix sabe que morirá, sabe que lo más importante es el ahora y lo que menos importa es el futuro, el reconoce su pasado y lo tiene tatuado en sus escamas rojas. Él sabe que tiene que volar, tiene que moverse sobre las corrientes de la Eternidad.” 

  • El Destino del Fénix
  • Ajedsus
  • Publicada en la primera edición de “El Axioma” Ed1 (2015)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s